Salud Integral de la mujer II

Parte II: Obstáculos y Soluciones.
Dr. Muricio Padilla Mirazo
Centro de Investigación y Educación en Salud A.C.
Hace años dijo el eminente químico francés Antoine Lavoisier (1743-1794) “El hombre no muere, el hombre se mata”. Él hablaba del impacto del estilo de vida en la salud. Estamos viviendo un momento de la historia en el que la civilización se está volviendo en contra de nosotros. El costo para la naturaleza de la explotación de los recursos y los hábitos de consumo está ahora acabando con la salud humana.
La Organización Mundial de la Salud ha enfatizado que “… los problemas más inmediatos son la enfermedad y la muerte prematura causadas por agentes biológicos en el entorno de los seres humanos, en el agua, los alimentos, el aire y el suelo. Contribuyen a la muerte prematura de millones de personas, sobre todo lactantes y niños, y a la mala salud o incapacidad de cientos de millones más.”(3)
La famosa frase de Lavoisier es ahora mas significativa en los albores de la publicación del segundo reporte en exposición humana a sustancias químicas ambientales del “Center for Disease Control” en EUA(1) publicado en Enero del 2003. Así mismo otro instituto, el Environmental Working Group publicó su estudio sobre la presencia y medición de 167 sustancias tóxicas en el cuerpo humano (primer estudio de su género en la historia de la humanidad). (2) Ambos estudios se complementan para describir una situación muy peligrosa para la salud humana y para la salud del planeta. Conocerla es la mitad del camino hacia su solución.
Se han encontrado en el cuerpo humano 61 sustancias químicas que afectan el sistema reproductor femenino y 70 sustancias tóxicas que afectan al sistema reproductor masculino.
Es difícil hablar de salud humana, especialmente de salud integral de la mujer sin hablar de toxinas ambientales. La salud de la mujer es de vital importancia ya que lo que le afecte tiene repercusiones en la descendencia y a través de ella en la salud del planeta. Es muy simbólico que el cáncer de mayor incidencia en la mujer sea el de mama, seguido por otros del sistema reproductor como son cervix, ovario y endometrio. Son órganos vitales en la concepción, desarrollo y mantenimiento de la vida humana en su etapa más frágil. También son potencialmente el medio de renovación de la vida humana.
El cáncer de mama en la mujer es un problema serio de salud pública. El 80% o más de los factores causales son posibles de alterar por medio de cambios en el estilo de vida (ver parte 1). La nutrición es uno de los factores de primera importancia. Al hablar de nutrición nos referimos a medio ambiente abarcando Alimentos, Agua, Aire y Luz. Dentro de cada uno de estos niveles puede haber excesos, carencias y toxinas. Estos desbalances son los responsables de nuestros problemas de salud y corregirlos nos da la oportunidad para sanar nuestro cuerpo y prevenir enfermedades con incidencia creciente en nuestro medio.
Los estudios poblacionales también nos indican que el estilo de vida y las toxinas ambientales juegan un rol vital en la generación de cáncer, en particular el de mama. La incidencia en países asiáticos y mediterráneos esta muy por debajo que la de los Estados Unidos y México.  Las personas asiáticas y mediterráneas que migran a los Estados Unidos al poco tiempo tienen la misma incidencia que el norteamericano. Así mismo la incidencia más importante de cáncer de mama dentro de los EUA se da en el nordeste, estados de Nueva York, Nueva Jersey y Pennsylvania, la zona mas contaminada del continente americano en términos de toxinas ambientales y de emisiones de autos. (4)
Varias de las sustancias más peligrosas para los tejidos de la mujer son: tabaco, estrógenos, plaguicidas organoclorados (DDT), dioxina, aminas aromáticas (anilina) y aminas heterocíclicas (benzopireno). Estas últimas son un grupo de unas 20 sustancias químicas generadas durante la combustión (pirrolisis) de la materia orgánica. Se encuentran principalmente en carne de res, puerco, pollo, borrego y pescado, sobre todo a temperaturas que se logran en la parrilla, asador y al freír. Los niveles encontrados varían desde menos de 0.1 a mas de 300 ng/g (ppb; partes por billon).  El cocimiento de estas carnes en caldos o en microondas no genera estas sustancias.  Entre mayor temperatura mayor generación de estas toxinas.
La exposición a estas sustancias es estrictamente a través de la dieta humana y se minimiza al aminorar el consumo de carnes cocidas y evitando carnes doradas. De hecho en las ratas se inhibe significativamente el cáncer cuando se administran estas toxinas junto con clorofila o con antioxidantes nutricionales.
Medios de protegernos de las toxinas ambientales:
EVITAR o MINIMIZAR:
1)      Tabaco o humo de tabaco de terceros.
2)      Exposición a estrógenos innecesarios (anticonceptivos y hormonas no necesarias).
3)      Los alimentos fritos o cocidos a altas temperaturas, especialmente los de origen animal con alto contenido de grasa.. Se recomienda poca carne, poco cocida y con poca grasa (cortes magros), preferir pescado a puerco, res y pollo. Utilizar diario vegetales (algunos verdes) especialmente cuando se coma carne (res, pollo o puerco).
4)      Alimentos refinados y calorías vacías.
PROCURAR DIARIO:
1)      Fibra de vegetales y frutas. Una ensalada grande diariamente y vegetales cocidos mínimo una vez al día.
2)      Complementar la dieta con antioxidantes nutricionales como:
–  Multivitamínico de buena calidad
–  Fórmula antioxidante completa
–  Suplementos de alimentos verdes (Chlorella, alfalfa, spirulina o pasto de trigo).
3)      Hacer ejercicio durante unos 40 minutos, tres a cuatro veces por semana.
4)      Utilizar filtros de agua en nuestra casa y filtro de aire para los lugares donde dormimos y trabajamos.
5)      Mínimo una vez al año realizar un programa de desintoxicación intensivo o bien ayuno a frutas y/o vegetales crudos uno o dos días al mes.
6)      Un momento de silencio (oración, introspección y/o meditación) por unos 15 a 20 minutos diarios.
Mauricio Padilla Mirazo
CEMAE
Calzada San Pedro 301 sur, Col del Valle San Pedro Garza García, NL 66220
Bibliografía:
1)      Second National Report on Human Exposure to Environmental Chemicals, Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Environmental Health, Division of Laboratory Sciences, Atlanta, Georgia, NCEH Pub No. 02-0716, January 2003.
2)      Body Burden, The Pollution in People, Houlihan J., et. al., Environmental Working Group, www.ewg.org, January 2003
3)      Nuestro Planeta, nuestra Salud, Informe de la Comisión de Salud y Medio Ambiente de la OMS, Organización Panamericana de la Salud, Publicación Científica No. 544, Washington DC, pag. xv 1993.
4)      Debruin Lilian S., Josephy P. David, Perspectives on the Chemical Etiology of Breast Cancer, Environmental Health Perspectives, vol 110, suplement 1, Feb. 2002.
5)      Weil Andrew, Salud Total en 8 Semanas, Urano, 1997.
6)      Manual de Vitaminas, Minerales y otros suplementos, Dr. Muricio Padilla Mirazo
CIES www.cies.edu.mx
CIES A.C. El Centro de Investigación y Educación para la Salud es una institución dedicada al estudio y difusión de herramientas y medios para generar una salud óptima a cualquier edad.
* Tienes dudas acerca de este post? Quieres comentar algo? No dudes en enviarme tus comentarios y publicaré mi respuesta.

Acerca de CIES

El Dr. Mauricio Padilla Mirazo es médico del estilo de vida, naturopatía y nutrición terapéutica e Ingeniero Bioquímico en Alimentos. El Dr. Padilla Mirazo cree firmemente en las bondades de nutrir holísticamente el cuerpo y el espíritu a través de la nutrición y meditación; en el enorme poder que tiene cada persona para transformar su vida y la de su entorno a través de una conciencia interior esencial. Con más de 34 años de experiencia como maestro, profesor, conferencista e investigador en áreas de medicina natural y nutrición, actualmente se desempeña como Fundador y Director del Centro de Investigación y Educación para la Salud A.C (CIES). También es profesor y Co-fundador del Centro Internacional de Capacitación en Salud Holística (CICSH) impartiendo clases de nutrición preventiva y terapéutica y dando conferencias de Ética en Ciencias de la Salud. Como director del Centro Investigación y Educación para la Salud A.C (CIES) ha trabajado durante más de una década para mejorar la SALUD INTEGRAL de la sociedad a través de la concientización del impacto de la alimentación en la vida de las personas. Es Consultor en Medicina Preventiva, Nutrición clínica, Nutrición para Ejercicio y Deporte, Naturopatía, Fitomedicina, Química de alimentos y Toxico-genómica. Como investigador, es autor de varios artículos, manuales, libros y ensayos sobre la influencia de los alimentos en la vida y sus propiedades preventivas y terapéuticas para mejorar la vida de las personas, tanto en lo físico como en lo espiritual. Actualmente está interesado en el estudio de las interacciones del genoma con el estilo de vida del presente, en aplicaciones del genoma humano en la prevención selectiva especialmente de síndrome metabólico, cáncer de mama, enfermedades neuro- degenerativas, cardiovasculares, adicciones, depresión y suicidio en jóvenes.
Esta entrada fue publicada en Balance Hormonal. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s