NUTRE Y PROTEJE EL CEREBRO DE TU HIJO

Mauricio Padilla Mirazo

Lo que come y lo que no come tu hijo puede hacer la diferencia entre aprender y batallar. El vínculo entre la nutrición y el cerebro ha sido demasiado bien documentada. Es difícil encontrar un nutrimento que no influya sobre la fisiología del cerebro y muchos de ellos tienen un efecto muy importante en la conducta y en la capacidad de aprender. Se ha encontrado que algunos alimentos mejoran el desempeño del cerebro, mejoran la conducta, estado anímico, motivación, memoria, impulsividad, auto control e influyen positivamente en la calidad de sueño. Se ha encontrado también que algunos aditivos químicos muy comunes pueden disparar hiperactividad y problemas de atención en los niños.

El vínculo entre los aditivos químicos y el cerebro (especialmente con hiperactividad) data de observaciones clínicas de hace más de 30 años. Fue el Dr. Ben F Feingold, un pediatra y alergólogo estadounidense el que dio a conocer dicho vínculo en la década de los setentas. Fue muy debatido el tema ya que algunos estudios no corroboraron el vínculo. Sin embargo a finales del 2007 un grupo de investigadores de la universidad de Southhampton en Inglaterra realizó un estudio donde se escogieron niños de una escuela, donde la mayoría no tenía problemas de hiperactividad. De hecho este es el primer estudio bien realizado donde se comprueba que los colorantes y que el aditivo químico benzoato de sodio provocan síntomas de hiperactividad y problemas de atención en niños sanos (sin el diagnóstico previo de problemas conductuales).  El estudio fue solicitado por la “Agencia de Estandares en Alimentos” al “Comité de Sustancias Químicas Tóxicas en Alimentos, Productos de Consumo y Ambientales” y fue finalmente publicado en la revista médica británica “The Lancet” en Noviembre 8 del 2007). Fue tan contundente que generó todo un proceso gubernamental orquestado para eliminar estos colorantes de los alimentos británicos.

Esto vuelve a poner el dedo en la llaga para la industria de alimentos. La conclusión de este estudio fue que los colorantes artificiales encontrados en muchos alimentos para niños (especialmente dulces y refrescos), sí afectan la conducta de los niños haciéndolos más inquietos, más hiper activos y con menor capacidad de atención. La realidad es que los colorantes juegan un papel meramente comercial y generalmente se usan para esconder el hecho de que el alimento no contiene las frutas o alimentos que le aportarían el color natural. Un alimento con colorantes artificiales perjudica de dos maneras, la primera por contener estos colorantes que han sido vinculados con problemas de conducta y por otro lado porque estos alimentos generalmente no contienen la fruta u otros ingredientes naturales que aportan los nutrimentos protectores de la salud.

Cada vez es más importante leer las etiquetas: Por ahora recomendamos evitar los cinco aditivos químicos riesgosos de acuerdo al “Centro de Ciencias para el Interés Público” “CSPI” (www.cspinet.org). Este organismo es una buena fuente de información sobre alimentos ya que se mantiene sólo de aportaciones de suscriptores (no recibe aportaciones de la industria alimenticia ni del gobierno):

  1. Nitrito de sodio en salchichas y en embutidos.
  2. Acesulfame K edulcorante artificial encontrado en muchas bebidas light y postres light.
  3. Bromuro de potasio en harinas preparadas para panadería comercial y galletas.
  4. Grasas trans y aceites vegetales hidrogenados y parcialmente hidrogenados.
  5. Colorantes artificiales. Especialmente evitar el Amarillo 5 y 6, y el Rojo 40. Estos son los tres colorantes artificiales citados en el estudio publicado en la revista “The Lancet” de Noviembre del 2007.

El estudio británico menciona otro aditivo químico que no es un colorante, el benzoato de sodio, cuando esta combinado con colorantes, como parte del problema. El CSPI (tal vez desde el estudio de finales del 2007) lo reclasificó como “riesgoso para algunos individuos”, especialmente niños con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención / Hiperactividad).

Por otro lado, el vínculo positivo entre los alimentos y el cerebro – conducta, llamado por algunos “neuro-nutrición” ha sido bien estudiado desde hace varias décadas. Uno de los pioneros en el estudio de la influencia de los nutrimentos en el cerebro y conducta en la década de 1970 fue el Dr. Roger Williams, reconocido bioquímico norteamericano (descubrió el ácido pantoténico o vitamina B5 y nombró el ácido fólico). Le han sucedido muchos otros.

La conclusión es clara, si queremos mejorar el cerebro, la conducta y el aprendizaje de nuestros hijos con la nutrición se requieren dos enfoques.

1.- Eliminar lo que afecta al cerebro.

2.- Incorporar lo que ayuda al cerebro.

Hay algunos alimentos que han sido vinculados con el desarrollo saludable de los niños. Estos alimentos son parte vital de una buena nutrición del cerebro y por lo tanto hay que asegurar un aporte diario o casi diario. Estos cuatro grupos de alimentos son: Leguminosas, Granos integrales, Frutas-vegetales y Semillas y granos.

Leguminosas como el frijol, chícharo, lenteja, garbanzo, habas y alubias.

Granos integrales: Arroz, trigo, avena, cebada, centeno, amaranto, maíz y quínoa.

Frutas de todas clases, especialmente las que contienen aceites como el aguacate y vegetales de flor (brócoli, coliflor, flor de calabaza), de tallo como el apio y el palmito, los de hoja como quelite, acelga, espinaca y los de rizoma como zanahoria, jengibre, salsifí, cebolla y poro, entre otros.

Las frutas y los vegetales contienen antioxidantes que protegen a las neuronas de sustancias dañinas como son los radicales libres (moléculas que destruyen la membrana celular y el ADN nuclear).

Los granos integrales contienen aceites omega 3, 6 y 9, fibra vegetal y fito-químicos protectores de las defensas (sistema inmune) y protegen del deterioro de las neuronas.

Las leguminosas son una importante fuente de hidratos de carbono complejos que colaboran a evitar sobre peso, diabetes, problemas cardiovasculares y síndrome metabólico.

Las semillas oleaginosas como almendras, nueces, piñones, chía, linaza y semillas de calabaza son las más ricas en aceites omega 3 y 6, así como en sustancias vitales para la regeneración de la membrana de la neurona como son los fosfo-lípidos (fosfatidil colina o lecitina, fosfatidil inositol y fostatidil serina).

La tragedia de los tiempos modernos es el doble impacto negativo a la salud y niños y adultos. Por un lado aumento en el consumo de alimentos procesados y refrescos embotellados no saludables y a la vez disminución en el consumo de frutas, vegetales, semillas, granos integrales y leguminosas. Este doble “gancho al hígado” es el responsable en buena medida del incremento tan importante en la incidencia de sobrepeso, diabetes, bajo rendimiento escolar y de problemas de conducta en los niños y del aumento en la incidencia de enfermedades degenerativas (incluyendo las neuro-degenerativas como parkinson y alzheimer) en los adultos.

Cada vez hay más estudios que confirman que los cuatro grupos de alimentos mencionados son las “cuatro patas” de la mesa de la salud y el desarrollo saludable de un niño. Frutas y Vegetales, Granos Integrales, Leguminosas, Semillas Oleaginosas.

Acerca de CIES

El Dr. Mauricio Padilla Mirazo es médico del estilo de vida, naturopatía y nutrición terapéutica e Ingeniero Bioquímico en Alimentos. El Dr. Padilla Mirazo cree firmemente en las bondades de nutrir holísticamente el cuerpo y el espíritu a través de la nutrición y meditación; en el enorme poder que tiene cada persona para transformar su vida y la de su entorno a través de una conciencia interior esencial. Con más de 34 años de experiencia como maestro, profesor, conferencista e investigador en áreas de medicina natural y nutrición, actualmente se desempeña como Fundador y Director del Centro de Investigación y Educación para la Salud A.C (CIES). También es profesor y Co-fundador del Centro Internacional de Capacitación en Salud Holística (CICSH) impartiendo clases de nutrición preventiva y terapéutica y dando conferencias de Ética en Ciencias de la Salud. Como director del Centro Investigación y Educación para la Salud A.C (CIES) ha trabajado durante más de una década para mejorar la SALUD INTEGRAL de la sociedad a través de la concientización del impacto de la alimentación en la vida de las personas. Es Consultor en Medicina Preventiva, Nutrición clínica, Nutrición para Ejercicio y Deporte, Naturopatía, Fitomedicina, Química de alimentos y Toxico-genómica. Como investigador, es autor de varios artículos, manuales, libros y ensayos sobre la influencia de los alimentos en la vida y sus propiedades preventivas y terapéuticas para mejorar la vida de las personas, tanto en lo físico como en lo espiritual. Actualmente está interesado en el estudio de las interacciones del genoma con el estilo de vida del presente, en aplicaciones del genoma humano en la prevención selectiva especialmente de síndrome metabólico, cáncer de mama, enfermedades neuro- degenerativas, cardiovasculares, adicciones, depresión y suicidio en jóvenes.
Esta entrada fue publicada en Nutrición, Salud Familiar. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a NUTRE Y PROTEJE EL CEREBRO DE TU HIJO

  1. Gabriela Leal dijo:

    Me encanto el articulo, que aun que sea efocado a la nutricion infantil, nos recuerda a los adultos lo importante de comer sano y natural. Mil gracias por compartir la informacion! Felicidades!!!

  2. Martha Mateos Brito dijo:

    ¡Súper interesante el artículo!!!
    gracias

  3. Hector Arredondo dijo:

    GRACIAS, DOC.

    AHORA A APLICARNOSLA. 🙂

  4. Maryesther Saldivar dijo:

    Muy interesante…

  5. José Lerma dijo:

    Muy ilustrador y objetivo. Gracias por la información y ahora hay que aplicarlo a nuestra vida diaria.

    Saludos a todos.

  6. ANA L C DE MICHEL dijo:

    EXCELENTE CONFERENCIAS DEL DR. PADILLA GRACIAS POR TODO LO QUE NOS APORTAN CON SUS CONOCIMIENTOS. COPLANET JULIO 2/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s